DONATE

Attention: open in a new window. PDF

La secreta obscenidad de cada día; Telémaco / Sub-Europa, o, el padre ausente; El deseo de toda ciudadana; Querido coyote ; Tristán e Isolda de Marco Antonio de la Parra y Teresina Bueno 

Camila Ymay González Ortiz | Goldsmiths, University of London

De la Parra, Marco Antonio y Teresina Bueno. La secreta obscenidad de cada día; Telémaco / Sub-Europa, o, el padre ausente; El deseo de toda ciudadana; Querido coyote; Tristán e Isolda. México, D. F.: Arte y Escena; 2010.  223 páginas.

82_sm_gonzalez_ortiz_01

Desde sus inicios e incluso hasta hoy en las propuestas más experimentales, la producción teatral chilena sitúa el material dramatúrgico como el principal eje que guía o coordina el proceso creativo y de puesta en escena. El teatro chileno es fundamentalmente un teatro de texto, similar al contexto de producción teatral mexicano. Es por esto que no es de extrañar que la editorial mexicana Arte y Escena decidiera publicar una selección de cinco textos del  destacado dramaturgo chileno Marco Antonio de la Parra.  Psiquiatra de profesión y escritor y dramaturgo de oficio, la prolífera producción literaria de Marco Antonio de la Parra comprende, entre teatro, cuento y ensayo, alrededor de sesenta títulos. Es una obra prolífera o  inasible como Teresita Bueno la describe en la introducción que acompaña a esta edición.

Teresita Bueno se sitúa desde su rol de extranjera, actriz mexicana y amiga de De la Parra para presentar una introducción que da luces para comprender la elección de esas obras frente a otras quizás más conocidas o exitosas. La amistad y relación profesional  de años entre De la Parra y Bueno queda plasmada en una introducción cargada de anécdotas personales y datos sobre diferentes puestas en escena, tanto en Chile como en México, de los textos incluidos en esta edición. También comparte información privilegiada sobre el proceso creativo del dramaturgo, siendo un complemento positivo para la posterior lectura de los textos, tanto para el lector familiarizado con la obra de De la Parra, como también para quien esta edición es su primer acercamiento a su producción dramatúrgica. Plantea que De la Parra es “Dueño de los secretos que hacen funcionar al Teatro y apasionado del secreto como concepto…” (21). Estos secretos desde un punto de vista temático y formal atraviesan toda la producción del dramaturgo.

La secreta Obscenidad de Cada Día (1984), quizás el texto mas conocido del autor y uno de los mas representados en Latinoamérica y El Deseo de Toda Ciudadana (1987) fueron escritos y estrenados durante el periodo de la dictadura militar en Chile. Son textos donde la metáfora es el principal recurso creativo de expresión y lucha en contra del régimen dictatorial, la censura y violaciones a los derechos humanos. En La Secreta Obscenidad de Cada Día los personajes de Sigmund Freud y Carlos Marx se presentan como un par de voyeristas a la espera de la salida de unas escolares en el barrio alto de Santiago. Pero a medida que la obra transcurre los personajes  poco a poco van develando, nunca de manera explícita, sus oscuros contextos, tanto privados como públicos, deslizando al mismo tiempo discursos de liberación ciudadana y conciencia política: “CARLOS: Si el país estuviese cagado, Hay que decirlo o no hay que decirlo” (53).

En El Deseo de Toda Ciudadana también vemos la intención del dramaturgo por representar el sentimiento de desconfianza e incertidumbre presente en las distintas esferas sociales (privada, laboral, urbana) de la época en Chile. Verónica, la protagonista, es testigo de la desaparición paulatina de colegas, al mismo tiempo que un extraño visitante (que inevitablemente asociamos con un agente de la policía secreta durante la dictadura de Pinochet) va llenando la cabeza de Verónica con fantasías y otras versiones de lo que realmente ocurrió con las desapariciones.  Tanto en La Secreta obscenidad como en El Deseo de Toda Ciudadana el secreto funciona  desde una dimensión temática al presentar tramas que se mueven alrededor de un misterio y mundos encubiertos, pero también desde una dimensión formal al utilizar la metáfora como procedimiento dramatúrgico para esconder los significados políticos que ambas historias encierran. En estas primeras obras de De la Parra la situación política de la época, y la búsqueda de justicia se presentan como temas transversales, inevitables y necesarios de ser explorados, obligando al espectador a situarse como ciudadano crítico y activo.

En Telémaco/ Sub Europa o El Padre Ausente (1993); Tristán e Isolda (1993) y Querido Coyote (2000), todas escritas en el periodo post-dictadura o de transición, se evidencia un giro temático donde De la Parra vuelca su interés  hacia lo privado y explora las vicisitudes que componen la clase media chilena. De la Parra recoge tragedias, mitos universales e íconos  de la cultura popular (El Coyote y el Correcaminos, Tristán e Isolda) para re-significarlos y tensarlos con problemáticas locales, conflictos contemporáneos, principalmente urbanos, ligados al desamor y a la dramática búsqueda de una historia y de una pertenencia en la memoria del otro. El protagonista Teo en Telémaco, figura de la transición, va a Europa en busca de su padre; es una búsqueda por encontrar el pasado, por reconstruir una memoria personal y de país, escurridiza y encubierta. Pero en el caso de los personajes del Correcaminos en Querido Coyote y los amantes en Tristan e Isolda ellos son ese recuerdo, el fragmento que cristalizado en el secreto busca sobrevivir en medio de una sociedad Chilena marcada por el conservadurismo moral y religioso; “En un país menos puritano habríamos vivido juntos” (91) le dice Tristán a Isolda.

Desde un ángulo formal, la escritura de de la Parra en estos  últimos textos adquiere una dimensión más poética y post-moderna. Las estructuras concretas y las líneas narrativas más tradicionales propias de su escritura de los años 80s dan paso a un lenguaje más onírico y fracturado, que da cuenta también de la apertura cultural de Chile a nuevos lenguajes y tendencias teatrales luego de 16 años de censura. En medio de un contexto en donde el llamado Teatro Post-Dramático, cuya oposición al dominio del texto por sobre otros lenguajes escénicos pareciese influir gran parte de la producción teatral contemporánea, ediciones como esta por parte de la editorial Arte y Escena se presentan como una revalorización del texto dramático en la puesta en escena. También es una invitación al lector extranjero a indagar, a través de la obra de de la Parra, en las transformaciones que la dramaturgia chilena ha sufrido en relación a su contexto histórico, discurso y procedimientos de representación.


Camila González Ortiz obtained her Bachelor’s degree from the Pontificia Universidad Católica de Chile and her Master of Arts in Performance Making from Goldsmiths, University of London. She is interested in the relationship between theater, performance, politics, and humor – themes that she explores as well on her street art. Her work has been exhibited at the Festival Internacional de Teatro Santiago a Mil and the Museum of Contemporary Art in Santiago, Chile. She currently resides in London and works for the London International Festival of Theatre (LIFT).