DONATE

Letter from Gustavo Monge

Señoras/e
Sociedad de Alumnos
Universidad del Claustro de Sor Juana
México, D.F.

Ante la carta que distribuyeron acuerpando la irresponsabilidad y falta de seriedad de su Universidad del Claustro de Sor Juana debo pronunciarme.

Soy artista joven, universitario de Costa Rica (UNA), Centroamérica, donde  vivir del arte es casi una irrealidad. Actualmente me encuentro en México, sin dinero y sin Encuentro Hemisférico.  Este viaje me costó meses de trabajo para ahorrar el costo del boleto, viáticos, medio año de logística y permisos, sin mencionar las gestiones propias para ser aceptado en el Encuentro. En esta misma situación nos vemos cientos de estudiantes/artistas de bajos recursos de América Latina. Al apoyar a su Universidad en la decisión de suspender el E.H. con excusas ridículas ustedes se están burlando de todas las personas que pusimos dinero, logística, tiempo y trabajo para poder asistir.

No entiendo a que viene al caso su explicación acerca de las labores comunitarias y beneficios que les otorga la Universidad y la vida académica en general. Así como ustedes se proyectan como profesionales responsables con el entorno, igual lo hacemos en Centroamérica con mucho menos recursos; también actuamos, reímos, bailamos, lloramos y tenemos grandes amigos, sin embargo eso no es justificación para pisotear el esfuerzo de miles de personas.

Son absurdas sus objeciones ante la participación en el E.H, les recuerdo que la convocatoria fue abierta y paritaria, incluso gracias a eso gentes de muchos lugares pudimos gestionar nuestra intervención en igualdad de condiciones. En la Universidad Nacional de Costa Rica UNA soñamos tener recursos e infraestructura para sostener este evento artístico/académico, uno de los más importantes de  América Latina. Para muchos de nosotros estas actividades son la única posibilidad de intercambiar experiencias, conocimiento y trabajo con profesionales e investigadores de reconocida trayectoria sin que nos cueste una fortuna.

Quiero preguntarles estimados colegas, ante la suspensión del E.H. por parte de su recinto universitario:

¿Quien me va a pagar los costos de boletos, ayudas, viáticos invertidos para llegar a México?

¿Quien va a asumir la responsabilidad por las horas de trabajo realizadas (hablo por los participantes de a pie, no por la organización siquiera)?

¿Ustedes apoyan a su Universidad y le dan la espalda a miles de estudiantes y artistas de América Latina?

¿Aceptan que su Universidad se pliegue ante evidentes presiones políticas?

Cuando tengan el valor de responder a estas simples preguntas podremos vernos a la cara y conversar de frente. Por el momento tanto ustedes como las autoridades de la Universidad del Claustro de Sor Juana son el tipo de ciudadano/profesional que NO quiero ser. Son una vergüenza para México.

Ustedes tendrán la universidad que se merecen, sin más por el momento

 

Gustavo Monge
Costa Rica
escribiendo indignado desde México.