DONATE

Atención, se abre en una ventana nueva. PDF

111 banner perez

Photo: Francisca Babul

Teatro Nacional de Alejandro Moreno, Trinidad Piriz y Daniel Marabolí

Horacio Pérez| Universidad de Chile

Teatro Nacional. Idea original y dramaturgia de Alejandro Moreno. Dirigida por Trinidad Piriz, Daniel Marabolí y Alejandro Moreno. Teatro Nacional Chileno. Presentada dentro del ciclo Cuarenta Años del Golpe, organizado por Fundación Teatro a Mil. Santiago, Chile. Funciones del 4 al 14 de septiembre de 2013.

Butacas de Teatro Nacional Chileno. 2013. Santiago, Chile. Foto: Horacio Pérez.

La mañana del 11 de septiembre de 1973, el Palacio de La Moneda -sede principal del gobierno de Chile- fue bombardeado por el general Augusto Pinochet, dando inicio a una dictadura que se extendería por diecisiete años y en la que miles de chilenos fueron asesinados, torturados, exiliados y desaparecidos. Las imágenes de La Moneda en llamas se han convertido en el desafortunado ícono de un día en que la historia de un país se quebraría para siempre; derribando los ideales políticos de un pueblo y terminando con la vida del entonces presidente Salvador Allende. A pocos pasos del Palacio de La Moneda se encuentra el Teatro Nacional Chileno, que pertenece a la Universidad de Chile desde 1954 y que alberga a la compañía del mismo nombre, fundada en 1941. La mañana del 11 de septiembre de 1973, Francisco “Panchito” Arriagada, ex empleado del teatro, acudió a trabajar, como todos los días, junto a otros tres funcionarios, entre los que se encontraba su padre. Cuando se produjo el golpe militar, Panchito y los demás debieron permanecer encerrados en el teatro durante todo el bombardeo, ignorando si saldrían vivos de ahí, escuchando y observando como las fuerzas armadas destruían la democracia chilena y su sede principal.

Dirección: Alejando Moreno, Trinidad Piriz y Daniel Marabolí. 2013. Santiago, Chile. Foto: Francisca Babul.

Teatro Nacional toma el testimonio de Panchito Arriagada como material para reflexionar escénicamente en torno a los cuarenta años del golpe militar. Ideada y escrita por el dramaturgo Alejandro Moreno -autor de las obras La amante fascista, Norte, Loros negros y La vagina de Laura Ingalls, entre otras-, y dirigida por él mismo junto a la dupla de artistas sonoros Trinidad Piriz y Daniel Marabolí (creadores del montaje Helen Brown, presentado en la última versión del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz), Teatro Nacional se constituye como un espectáculo sonoro site-specific en el cual los espectadores escuchan el testimonio de Panchito amplificado por parlantes, mientras recorren las diversas dependencias del teatro: el foyer, la platea, el escenario, los camarines, los baños, las butacas, la bodega de escenografía. El omnipresente narrador repasa recuerdos de su experiencia al interior del edificio el día del golpe militar, donde tuvo que permanecer encerrado por varias horas mientras a pocos metros ocurría el bombardeo. Como él mismo señala, “un día de trabajo se convirtió en una pesadilla horrenda”1, un día marcado por la incertidumbre y el miedo. Su narración no es grandilocuente ni histórica, sino brutalmente honesta y sencilla. Arriagada no pretende analizar los hechos ocurridos esa mañana de 1973 ni tampoco entablar grandes reflexiones políticas al respecto: es un hombre contando lo que vivió, un testigo accidental de un hecho histórico escondido detrás de una ventana del lugar en el que solía trabajar.

Pero Teatro Nacional ejecuta una operación mucho más compleja al editar el relato de Panchito Arriagada, creando una nueva narración compuesta por pedazos alternados del testimonio original. Moreno, junto a Piriz y Marabolí, construye un remix verbal donde la traumática experiencia del narrador coexiste con relatos de su vida personal o anécdotas de su experiencia como trabajador del teatro. Las palabras de Arriagada se repiten amplificadas una y otra vez, superponiéndose, desarticulando la lógica original de las frases, construyendo un delirio semántico casi tan musical como conceptual que las dota de nuevos significados, estableciendo paralelos entre el bombardeo, el teatro y su vida que interpelan la comprensión del espectador con corrosiva lucidez. Con esta estrategia, Moreno, Piriz y Marabolí reflexionan en torno a la contradicción inmanente de la palabra hablada como aparato capaz de establecer una versión oficial sobre un acontecimiento histórico--lo que resulta particularmente interesante considerando que los tres artistas son menores de cuarenta años, y que ninguno de ellos experimentó el golpe militar. Si bien el lenguaje y la voz se instalan como “primeras herramientas de construcción de la memoria” -en palabras de Moreno-2, dicha construcción es en sí una acción imposible, ya que la memoria es ante todo una experiencia subjetiva, idea reforzada por la alteración del relato original.

Teatro Nacional. Dirección: Alejandro Moreno, Trinidad Piriz y Daniel Marabolí. 2013. Santiago, Chile.Foto: Francisca Babul.

Durante los cincuenta minutos que dura el espectáculo los espectadores observan la arquitectura del Teatro Nacional Chileno; las mismas paredes, butacas y pasillos que el narrador estuvo obligado a observar hace cuarenta años, mientras afuera se escuchaban helicópteros, bombas y disparos. Las características arquitectónicas del edificio, así como los afiches, fotografías y vestuarios de obras antiguas producidas por la compañía a lo largo de su trayectoria (las que están desplegadas en distintos rincones del teatro) se constituyen como única imagen visible de los horrores que Panchito describe. De esta manera Teatro Nacional propone un cruce entre la voz que relata una experiencia y el lugar donde esa experiencia se desarrolló, pero elimina un elemento primordial de ésta: el cuerpo que la experimentó. La voz sin cuerpo del relator queda almacenada en el edificio, por lo que su testimonio solo se completa con la presencia de un nuevo cuerpo: el cuerpo del espectador, único ente capaz de contener el cruce entre lo material (el edificio) y lo inmaterial (la voz) propuesto por la obra. El espectador es el encargado de revivir la experiencia de Panchito Arriagada, asumiendo un rol activo en el espectáculo al convertirse en el intérprete que re-escenifica aquella vivencia, instalando en su propio cuerpo la presencia espectral del narrador.

En relación a este último punto, quizá uno de los momentos más significativos de la performance es cuando el espectador es invitado a pasar a un baño y observar el Palacio de La Moneda desde la ventana, constatando la cercanía que existe entre ambos edificios y escuchando como Arriagada relata haber observado el bombardeo desde ahí, lo que inevitablemente sitúa al público en la posición del narrador. El teatro (el edificio, presencia material) ofrece una ventana para que un espectador circunstancial observe cómo la historia de su país se cae a pedazos. El teatro (el oficio, presencia inmaterial) ofrece la posibilidad de que dicha experiencia vuelva a existir cuarenta años después, reescrita por el artista a través de la escena, completada solo por la presencia de un espectador que crea su propia versión sobre aquello que observa y escucha. A través de la ventana del baño por la que miró Arriagada, asistimos a otro “teatro”, donde se repite la dinámica escena/espectador pero donde no existe la representación: el teatro de los hechos históricos. En ese sentido, el “teatro nacional” al que alude esta obra sería el testimonio de un país narrando su propia historia.


Horacio Pérez es artista escénico y profesor, Licenciado en Artes de la Universidad de Chile y Master of Arts de New York University (título que obtiene gracias a una beca otorgada por el Gobierno de Chile). Actualmente se desempeña como Asesor de Coordinación de la Licenciatura en Artes con mención en Actuación Teatral del Departamento de Teatro de la Universidad de Chile, donde coordina el proyecto de reforma curricular de dicha carrera. En 2014 se exhibirá Himno Nacional, ciclo de lecturas dramatizadas del cual es curador junto a la directora Isidora Stevenson, que examina cómo dramaturgos chilenos de distintas épocas reflexionan en torno a la identidad nacional en relación al paisaje.


Notas

Moreno, Alejandro. Teatro Nacional. Extracto de la obra.

2Fundación Teatro a Mil, sitio web de la fundación homónima. http://www.fitam.cl/. Entrevista a Alejandro Moreno a propósito de Teatro Nacional [consultada en octubre de 2013].