DONATE

Zapaturismo en San Cristóbal de las Casas

CROPPEDBANNER_hamilton_sancristobal_zapaturismo_1285Fiorella Arenas
Zapatista CafeZapatista café

El turismo es una de las actividades económicas más importantes de San Cristóbal. Es por eso que el ayuntamiento cuenta con su propia oficina de Turismo, institucionalmente reconocida como Dirección de Turismo y Fomento Económico Municipal. Según el director, Mario Gilberto Morales Bermúdez, la oficina de turismo esta constituida por personal administrativo y personal informativo bilingüe que se encuentra en los módulos de información turística.

 

 

Policías de turismoPolicías de turismo

Asimismo cuenta con doce policías de turismo, todas ella jóvenes mujeres que están cursando el ultimo año de sus estudios superiores y que tienen conocimiento de una segunda lengua. Este equipo femenino de policías de turismo cuenta con una intensa capacitación en temas de seguridad ciudadana, transito, primeros auxilios y turismo. Sus zonas de trabajo son el andador de El Carmen, Guadalupal, Plaza Central y el área de Santo Domingo.

Durante el año 1994 con la Rebelión Zapatista, el turismo nacional se vio fuertemente afectado. Mexicanos dejaron de viajar a Chiapas debido a las tensiones sociales y políticas de ese entonces. Pero algo curioso paso: la gran cantidad de periodistas internacionales que vinieron a cubrir la noticia de la rebelión ayudo a compensar ese vacío.  Restaurantes, hoteles y cabinas de Internet estuvieron llenos de periodistas que viajaron a San Cristóbal para cubrir los acontecimientos.

Durante tres años después de la rebelión la situación cambio. El turismo disminuyo notablemente debido a que no se podía garantizar seguridad. Los turistas nacionales e internacionales temía nuevas revueltas. Después de esos primeros años las comunidades zapatistas se fueron estableciendo en sus territorios.  Muchas ONGs  surgieron para apoyar  a los zapatistas y a los indígenas con financiamiento del extranjero. Según el director de turismo,  las ONGs “se formaron para obtener recursos internacionales para sus propios intereses, en vez de y propiciar el desarrollo”. El financiamiento venia mayormente países europeos como Francia y España. Caritas y la Cruz Roja Internacional se hicieron presentes, así también como la Iglesia.

Los turistas extranjeros empezaron a interesarse en el zapatismo, a los que los locales de San Cristóbal los llamaban “turistas revolucionarios” o “turistas guerrilleros”. Ernesto Ledesma, psicólogo y dueño de Tierradentro” restaurante que trabaja con dos cooperativas zapatistas “Mujeres por Dignidad” y “Fabrica de calzado 1 de Enero”, nos dice que existen dos clases de turistas con respecto al zapatismo: uno que solo le interesa ir a tomarse la foto con los zapatistas y continuar con su recorrido turístico y otro quien realmente desea involucrarse con ellos. El segundo tipo “no debe denominársele como turista ya que cuenta con “un interés social y político”, le interesa no solo aprender del zapatismo sino también investigar a contribuir  de alguna manera con ellos, buscan quedarse por mayor tiempo en las comunidades y convivir con ellos. Existe un gran numero de investigadores sociales extranjeros (especialmente de Francia y España) que buscan una experiencia cercana a los zapatistas.

Director de turismoDirector de turismo

“El efecto del zapatismo en el turismo en San Cristóbal ha sido significante”, afirma el director de turismo, “el zapatismo ubico a Chiapas en el contexto mundial, ya que Chiapas estaba muy olvidado hasta por el propio gobierno.  Chiapas es un estado tan rico, con una población muy pobre”.

El siguiente articulo publicado el 30 de junio del 2009  por la Agencia Española EFE nos habla de los efectos del zapatismo en el turismo en Chiapas:

El subcomandante Marcos, la cara visible del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), ha sido, sin proponérselo, uno de los mejores relaciones públicas que ha tenido el estado mexicano de Chiapas, según señaló hoy el secretario de Turismo de esa región, Rafael Cal y Mayor. Las acciones de Marcos al mando de la guerrilla y sus movilizaciones por todo México en demanda de democracia, libertad, tierra, pan y justicia para los indígenas, despertaron, según Cal y Mayor, la curiosidad mundial hasta el punto de favorecer la llegada de viajeros interesados en conocer la realidad social que motivó el alzamiento. En una entrevista con EFE en Barcelona, el responsable de Turismo indicó que el subcomandante ha sido un factor determinante en la promoción internacional de Chiapas, una región que recibe cada año a más de cuatro millones de personas de todo el mundo.

El gobierno local trabaja para que esos turistas no sean los del 'todo incluido', indicó Cal y Mayor, sino viajeros interesados en tener una experiencia de vida y en disfrutar con responsabilidad ambiental la enorme gama de recursos naturales, memoria histórica y riqueza cultural que existe en Chiapas.

Muchos de los visitantes llegan interesados en el 'Zapatour', el recorrido que en 2001 llevó a los zapatistas por doce estados mexicanos para poner la situación indígena en el centro del debate político del país.

'Es gente que va por ese tema y que conoce y entiende lo que pasa en las culturas indígenas', explicó Cal y Mayor.

Antes de la rebelión de 1994 la gente venia a visitar las atracciones  naturales y arqueológicas como las cascadas de Agua Azul, Cascadas de Chiflón, Canon del Sumidero,  Palenque, Tonina, etc. Pero unos años después de la rebelión los turistas empezaron a interesarse por visitar las comunidades indígenas y zapatistas y a tener una experiencia mas vivencial que contemplativa. “Pero el zapatismo también ha generado pobreza en San Cristóbal”, afirma el director, “ya que se titaron los ranchos abajo”.  Según Morales Bermúdez, esto ocasiono una fuerte inmigración a San Cristóbal, generando un desordenado crecimiento urbano debido a las invasiones y por ende, mayor pobreza.

Sin embargo, “actualmente, cuando los turistas se acercan a los centros de información turística preguntando por como poder visitar a los zapatistas,  nosotros les damos la información necesaria”, afirma el director.  Hasta hace dos años la dirección de turismo no recomendaba las visitas por las inseguras condiciones de esas zonas,  se les aconsejaban que tuvieran cuidado. “Nosotros como autoridad no podemos garantizar seguridad en esos espacios”, por lo que advertíamos que si iban a esas zonas seria bajo su propia responsabilidad”.

Las autoridades de San Cristóbal reconocen que el zapatismo es atractivo para los turistas. Ellos afirman que los zapatistas se han abierto mas a la visita de los extranjeros ya que significa un ingreso económico para los pobladores mediante la venta de artesanías. Existen dos agencias de turismo que tiene un trato con los zapatistas y organizan  tours a Oventik.

Existen proyectos de turismo ecológico que la dirección quisiera desarrollar pero las comunidades zapatistas se han opuesto tajantemente a estos. Uno de estos ejemplos es el caso de las cascadas de Agua Azul, que quedan en una zona en conflicto entre dos ejidos, uno de ellos de pertenencia zapatista. “ Si pudiéramos llegar a un mejor acuerdo para poder desarrollar un plan de turismo sostenible”, afirma el director,  “podríamos mejorar la calidad de los servicios y la infraestructura, que sabemos, no es buena; asimismo, generar ingreso a la población local”. Además afirma que  es la falta de comunicación entre ambas partes lo no hace posible un acuerdo.

En general la actividad turística ha mejorado y ha sido un motor de desarrollo para San Cristóbal a través de la artesanías y los servicios. Hoy en dia viene turistas de todas partes para disfrutar la naturaleza, la cultura y la historia de Chiapas.

Image Gallery