Issue Home

Essays / Ensayos / Ensaios

Performance and Mayan Identity on the Yucatan Peninsula
Tamara Underiner

Black Indians and Savage Christians
Sarah Jo Townsend

La historia de "Benetton contra los mapuches"
Claudia Briones & Ana Ramos

"Cistemaw iyiniw ohci," A Performance by Cheryl L'Hirondelle
Candice Hopkins

A identidade do Amazonas expressa no folclore do Boi-Bumbá
Erick Bessa Pinheiro

Short Articles / Artículos Breves / Artigos Curtos

Bolivia's Indians Confront Globalization
John Mohawk

South Dakota is the Mississippi of the North
Luke Warm Water

Excerpt from Powwow
George Horse Capture

Casino Nation
Terry Jones

Dana Claxton
Kristin Dowell

Op-Ed: Commercialism and Native Art

Multimedia Presentations

In Every Issue:

Humor / Humor / Humor

e-Gallery / e-Galería / e-Galeria

Reviews / Reseñas / Resenhas

News and Events / Noticias y Eventos / Notícias e Eventos

Activism / Activismo / Ativismo

Links / Enlaces / Links

Audiencias y contextos: la historia de ‘Benetton contra los mapuches’
Claudia Briones y Ana Ramos

Abstract in English

Printer-friendly version

1 Introducción

El conflicto entre la empresa Benetton y el Pueblo Mapuche, ocurrido en la provincia de Chubut, Patagonia Argentina, trascendió el mero estatus de caso jurídico o injusticia local en los que suelen circunscribirse otros enfrentamientos con los indígenas. Este caso obtuvo rápidamente su formato de historia y su puesta en escena en distintos medios de difusión. Comenzó a circular a fines del año 2002 a partir de los comunicados de prensa de la "Organización de Comunidades Mapuche Tehuelche 11 de Octubre" (OCMT), quien desde entonces y hasta el día de la fecha acompaña a la familia mapuche que protagonizó el conflicto y enmarca este caso en la lucha más amplia de un Pueblo. Al poco tiempo, la historia ya estaba circulando en los comunicados de solidaridad de distintos movimientos y organizaciones sociales de base, en los medios alternativos de prensa, en los medios de comunicación --gráficos y audiovisuales-- regionales, nacionales e internacionales. El día del juicio oral y público, el 26 de mayo del año 2004, se había conformado una audiencia tan amplia como heterogénea. Miradas de orígenes diferentes y puntos de vista igualmente disímiles se habían encontrado ese día para seguir el juicio de Benetton contra mapuches.

A lo largo de más de un siglo de dominación por parte del estado argentino, el Pueblo Mapuche, como tantos otros Pueblos Originarios han sufrido prácticas genocidas, múltiples expropiaciones, explotación y discriminación. Sin embargo para el conjunto de la sociedad argentina el sometimiento de los aborígenes habría finalizado con la "conquista del desierto" y nunca representó un tema social del presente. No obstante, en el contexto de crisis de la Argentina de los primeros años del siglo XXI este caso, nombrado como "Benetton contra mapuches", ha centrado las miradas de las audiencias nacionales y se ha convertido en el centro de distintas alianzas y luchas en el campo social.

A partir de estos hechos, el presente trabajo busca develar en el complejo entramado de las puestas en escena de la historia, cuáles fueron las representaciones del conflicto que lograron capturar la atención de vastos sectores de la sociedad argentina y que hicieron que este caso alcanzara una visibilidad y adhesión que otros no tuvieron ni alcanzaron. En otras palabras, nos interesa pensar las relaciones entre performances, audiencias y contextos con el fin de reflexionar, en una Argentina que se piensa desde la crisis, sobre los significantes utilizados, los temas sociales que éstos refractan y los sectores sociales que en ellos se reconocen juntos o separados.

2 Hacia la puesta en escena
2.1 El expediente judicial: Breve reseña de los hechos


Las 500 hectáreas que conforman el lote Santa Rosa se encuentran en el paraje Leleque, región noroeste de la provincia de Chubut. Rosa Rua Nahuelquir y Atilio Curiñanco, quienes nacieron en una comunidad mapuche cercana --la Colonia Indígena Agrícola y Pastoril Cushamen-- deciden volver a proyectar sus vidas a partir del trabajo en la tierra. Atilio explica en una de las tantas entrevistas que le realizaron: "la decisión mía ha sido a través de los trámites hechos para solicitar el lugar... volver al lugar donde nací, porque toda mi familia, mi padre, mi mamá, vivió toda la vida ahí casi, yo también quería volver al lugar" (Pv Weche Lafkenche 27/05/04). Estos trámites a los que refiere Curiñanco dejaron dos documentos en el expediente legal: primero, el permiso de ocupación y el reconocimiento del carácter fiscal del lote Santa Rosa que, de forma oral, hiciera el Instituto Autárquico de Colonización de la provincia --esto es afirmado por los mapuches, negado por el Instituto y puesto en duda por la empresa Benetton--, por el otro, un acta escrita elaborada en la Comisaría cercana donde los Curiñanco avisan que ocuparán el lote solicitado para un emprendimiento familiar.

El 23 de agosto del 2002 ingresaron al campo, donde estuvieron dedicados, los meses siguientes a limpiar el terreno, construir la casa, llevar las aves de corral y sembrar. Al poco tiempo, recibieron la notificación de la denuncia de usurpación de la propiedad que realizó la Compañía de Tierras Sud Argentina S.A. --perteneciente al grupo italiano Benetton desde el año 1991. El 2 de octubre fueron desalojados por la policía. Un juez provincial había ordenado el desalojo como "medida cautelar de restitución de tierras".

El expediente se fue conformando, desde entonces, por un título de propiedad de 1896 --aquel que, en ese entonces, obtuviera la Compañía de capitales ingleses--, por las pericias de los agrimensores, por gran cantidad de testimonios orales, mapas y otras pruebas documentales. El 26 de mayo del año 2004 se llevó a cabo en la ciudad de Esquel el juicio oral y público donde la justicia penal sobreseyó en forma definitiva a Atilio Curiñanco y a Rosa Nahuelquir, por entender que no había delito ni responsabilidad penal. El 31 de mayo el mismo juez resuelve la Acción Civil a favor de la Compañía de Tierras del Sud Argentino S.A. por entender que el predio Santa Rosa forma parte de la Estancia Lepá, propiedad del grupo italiano Benetton, y por considerar que la tierra en cuestión no es fiscal.

Page: 1 | 2 | 3 | 4 | 5

Post your comments, reactions, and responses to the pieces in the e-misférica forum. You can also post general questions about the e-journal.