Arturella (fragmento) (2003)

Arturella (fragmento, 2003) de Arthur Avilés es una reinterpretación queer del cuento de hadas Cinderella. Avilés utiliza su método de “fantasía autobiográfica” para transformar la historia clásica en una historia de amor gay en la comunidad latina del South Bronx. La historia incorpora el español y el spanglish y le da nombres latinos a todos los personajes del cuento. La mayor parte del movimiento en la danza es una copia de los personajes caricaturescos que aparecen en la versión cinematográfica de Cinderella de Walt Disney. También se incorporan pasos de danza tradicional puertorriqueña, al igual que movimientos de West Side Story. La banda sonora de la danza es un collage de música y sonidos que provienen de la Cinderella de Disney. A lo largo de la danza, el joven y afeminado Arturella (Arthur Avilés) procura buscar un sentido de comunidad. Luego de la muerte de su padre, Arthur es adoptado por la hermanastra mala de este, Maéva (Elizabeth Marrero), y a partir de ese momento se enfrenta a adversidades en torno a la raza, la economía y la sexualidad. Sin embargo, con la ayuda de su hada madrina God Maéva (Marrero), Arturella persevera y llega al quinceañero del Príncipe. Arturella y el Príncipe (George Merced) bailan juntos, pero Arturella debe partir súbitamente de la fiesta. Tiene que volver a la casa de su madrastra Maéva y sus hermanastras malvadas (Kaila Córdova y Alberto Denis), no sin antes dejar atrás una cinta de color arcoíris para que el Príncipe lo encuentre. Cuando termina la fiesta, el Príncipe busca a Arturella y luego lo rescata de su familia malvada con la ayuda del Rey Maéva (Marrero). Al terminar la obra, el Príncipe y Arturella se declaran el amor el uno al otro, sellándolo con un largo beso en silencio.

Media

Permanent URL: http://hdl.handle.net/2333.1/5hqbzr3v